Sin categoría

5 de Mayo – Día Internacional del Celíaco

celiaquia

¿Qué es la celiaquía?

La enfermedad celíaca, también conocida como celiaquía o enteropatía sensible al gluten, se caracteriza por una inflamación de la mucosa del intestino delgado como consecuencia de una intolerancia inmunológica y permanente al gluten ingerido de la cebada, del trigo, el centeno y, en aquellos que tienen predisposición genética a sufrir la enfermedad, también a la avena.

La enfermedad afecta tanto a niños como adultos de todas las edades. La relación mujer/varón es de dos diagnósticos en mujeres por cada diagnóstico en hombres.

Esta enfermedad digestiva y genética causa lesiones en el intestino delgado y provoca que se altere la absorción de las vitaminas, minerales y demás nutrientes que contienen los alimentos. Las personas que la padecen suelen presentar una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino que ocasiona la dificultad de absorber los micronutrientes.

Causas

La enfermedad celíaca es el resultado final de tres procesos que culminan en el daño de la mucosa intestinal: por un lado la predisposición genética, el sistema inmunológico del individuo y los factores medioambientales. En este último caso, nos referimos al gluten, que se define como la fracción proteica que se encuentra exclusivamente en el trigo, cebada, centeno y avena.

El gluten tiene cuatro componentes proteicos (gliadinas, gluteninas, albúminas y globulinas), de las cuales las gliadinas (alfa, beta, gama y omega) y las gluteninas son las proteínas más abundantes del grano de trigo. Estas gluteninas son las responsables del daño intestinal en el enfermo celiaco.

El trigo se encuentra en la mayoría de alimentos que se consumen diariamente de forma masiva.

Síntomas

La celiaquía puede tener síntomas muy diferentes. Sin embargo, los más comunes son la pérdida de apetito y, por tanto, de peso, fatiga, vómitos, diarrea, distensión abdominal, retraso del crecimiento, pérdida de masa muscular, anemia o alteraciones del estado de ánimo que pueden llevar a que en distintos momentos el celíaco está apático, irritable, triste o entre en períodos de introversión.

La evolución de los síntomas está supeditada a un factor: la edad.

Durante la infancia los síntomas más comunes suelen ser:

  • Pelo frágil.
  • Vómitos.
  • Hipotrofia muscular en muslos, nalgas y brazos.
  • Diarreas.
  • Anorexia.
  • Distensión abdominal.
  • Astenia.
  • Irritabilidad.
  • Introversión.
  • Retraso en el crecimiento.
  • Leucopenia

 

En la adolescencia muchos de estos síntomas evolucionan.

Los celíacos adolescentes pueden tener:

  • Hepatitis.
  • Cefaleas.
  • Anemia ferropénica.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Dermatitis atópica.
  • Estomatitis aftosa.
  • Retraso puberal
  • Dolor abdominal.
  • Artritis crónica juvenil.
  • Menarquía tardía.

 

Por último, en la edad adulta se recuperan algunos de los síntomas que pueden aparecer en la infancia:

  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Astenia.
  • Irritabilidad.
  • Inapetencia.
  • Apatía.
  • Depresión.
  • Cáncer digestivo.
  • Hipertransaninemia.
  • Osteoporosis.
  • Anemia ferropénica.
  • Menopausia precoz.
  • Aborto.
  • Infertilidad.
  • Pérdida de peso.
  • Colon irritable.

 

Fuente: Cuidateplus

Emergencias al 0800 555 5556
Atención telefónica al 0810 222 72583