embarazo_y_dieta_vegetariana_aca_salud

No es recomendable comenzar una dieta vegetariana durante el embarazo. Hay muchos casos de madres que sufren alguna deficiencia, generalmente de hierro, ácido fólico o vitaminas, incluso con una alimentación variada.
Sin embargo, si sos vegetariana y querés continuar siéndolo durante el embarazo, además de realizarte controles periódicos, hay algunos puntos importantes que debes conocer:

• Asesoría: en este caso, la mejor decisión es consultar a un nutricionista para que te guíe. Las consultas quizás no sean mensuales, ya que tu médico ginecólogo irá evaluando tu peso y otros indicadores.

• Suplementos: es vital que tomes el suplemento vitamínico que te recomiende tu ginecólogo, para disminuir el riesgo de cualquier deficiencia.

• Energía: durante los primeros tres meses de gestación no hay aumento de necesidades calóricas. A partir del cuarto mes, es solo de 300 calorías por día. Sin embargo, la necesidad de nutrientes es mayor desde el comienzo, por lo cual debes ingerir alimentos ricos en vitaminas y minerales y llevar una dieta balanceada que contribuya a la formación del bebé. No debes olvidar que el primer trimestre es muy importante.

• Aumento de peso: se calcula de 9 a 15 kilos en total, según la contextura de cada mamá. Al inicio del embarazo no suele aumentar el peso, incluso puede bajar. Pero conforme van pasando las semanas, el aumento puede alcanzar los 2 kilos al mes.
• Ejercicios: Se recomienda realizar una actividad física suave, acompañada de una alimentación balanceada y líquida.

• Proteínas: aumenta tu consumo de alimentos ricos en proteína vegetal. Si eres ovo y/o lacto vegetariana será más sencillo, ya que solo tendrás que ingerir una o dos raciones al día de proteínas. Si eres vegana, aumenta tu consumo de legumbres y cereales. Siempre guiada por un nutricionista, ya que las necesidades del embarazo van variando según el trimestre en el que te encuentres.

Fuente: http://revistanutricion.com/Articulo/embarazo-y-dierta-vegetariana

Emergencias al 0800 555 5556
Atención telefónica al 0810 222 72583