Sin categoría

Día Mundial de la Lucha contra el SIDA

prevencion-sida

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) infecta a las células del sistema inmunitario, alterando o anulando su función. La infección produce un deterioro progresivo del sistema inmunitario, con la consiguiente “inmunodeficiencia”.
Se considera que el sistema inmunitario es deficiente cuando deja de poder cumplir su función de lucha contra las infecciones y enfermedades.
El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es un término que se aplica a los estadios más avanzados de la infección por VIH y se define por la presencia de alguna de las más de 20 infecciones oportunistas o de cánceres relacionados con el VIH.

 

TRANSMISIÓN:

El VIH puede transmitirse por las relaciones sexuales vaginales, anales u orales con una persona infectada; la transfusión de sangre contaminada, o el uso compartido de agujas, jeringuillas u otros instrumentos punzantes. Asimismo, puede transmitirse de la madre al hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia. 

TRATAMIENTO:

El tratamiento antirretroviral (TAR) consiste en el uso de medicamentos contra el VIH para tratar dicha infección. Las personas que reciben TAR toman una combinación de medicamentos contra el VIH que se conoce como régimen contra el VIH todos los días.
A todas las personas infectadas con el VIH se les recomienda el TAR.
Este tratamiento no cura el VIH, pero ayuda a las personas a llevar una vida más larga y sana. Los medicamentos contra el VIH impiden que el virus se reproduzca (se replique), lo que reduce la concentración del VIH en el cuerpo.
Al tener menos concentración del VIH en el cuerpo el sistema inmunitario tiene más posibilidad de recuperarse.
Los medicamentos contra el VIH también reducen el riesgo de transmisión del VIH al disminuir la concentración del VIH en el cuerpo. 

VACUNACIÓN:

No hay vacunas para prevenir ni curar la infección por el VIH. En la actualidad, se realizan pruebas de vacunas experimentales para prevenir y tratar la infección por el VIH/SIDA, pero no se han autorizado vacunas para uso fuera de ensayos clínicos. Aun cuando no hay vacunas para prevenir ni curar la infección por el VIH, las personas que la padecen se pueden beneficiar de las vacunas contra otras enfermedades. A todas las personas con el VIH se les recomiendan las siguientes vacunas: hepatitis B; influenza (gripe); virus del papiloma humano (VPH); neumonía; y tétanos, difteria y tos ferina (vacuna única que protege contra las tres enfermedades). Se pueden recomendar otras vacunas para las personas con el VIH. 

 

Los programas integrales de VIH/sida de Médicos Sin Fronteras incluyen actividades educativas y de sensibilización para que la gente sepa cómo prevenir la propagación del virus, distribución de condones, pruebas del VIH con asesoramiento antes y después de las mismas, tratamiento y prevención de infecciones oportunistas, prevención de la transmisión del virus de madres a hijos, y provisión de ARV a pacientes en estadios clínicos avanzados de la enfermedad.

Recordá que El análisis de VIH es voluntario, confidencial y no requiere orden médica. En todos los hospitales públicos y centros de salud es gratuito.

En la página de Fundación Huesped podrás encontrar dónde realizarte el test.

 

 

Fuentes: Organización Mundial de la Salud; Infosida.

 

Emergencias al 0800 555 5556
Atención telefónica al 0810 222 72583